8-12 DE MAYO

Julius viviendo Indonesia con los 5 sentidos

Yogyakarta-Pantai Timag-Yogyakarta

Hoy os escribimos desde Yogyakarta, capital cultural de Indonesia y centro de la cultura javanesa. Una ciudad con un casco viejo repleto de callejuelas que revelan en su arquitectura la huella de los holandeses durante la etapa colonial de la ciudad. Las gentes de Yogyakarta van y vienen por sus mercados y templos budistas mientras miran al cercano monte Merapi, que les recuerda que esta es una zona de gran actividad sísmica y volcánica en la que se han vivido situaciones muy convulsas.

Ver fotogalería

De momento y afortunadamente, nosotros hemos sentido la tierra fija bajo los pies y aunque no hemos parado un momento, los desplazamientos ya no son tan frenéticos como en Sri Lanka, país donde grabamos el primer capítulo de ‘Recording the World: cocinando con Julius’.

Ver fotogalería

Nuestra etapa en Yogyakarta ha comenzado el domingo pasado descubriendo al amanecer que nuestro hotel estaba rodeado de inmensos arrozales campesinos en plena faena. Tras grabar algunos planos hemos decidido irnos al Kraton, o lo que es lo mismo, el Palacio del Sultán, uno de los puntos neurálgicos de la ciudad.  Cuenta la leyenda que sólo aquel capaz de atravesar la plaza del Kraton con los ojos vendados y pasando entre dos árboles tiene el corazón puro y será digno de entrar en la ciudad del sultán. No os vamos a contar si Julius ha sido capaz de cumplir con la tradición y tuvo acceso al templo, tendréis que esperar a ver el capítulo 🙂

Ver fotogalería

Tras esta experiencia hemos ido a comer a los puestos callejeros del mercado cercano y después al Bale Raos, el restaurante que hay en el interior de palacio; un lugar especial porque el menú está compuesto por los platos preferidos de los diferentes sultanes. También hemos probado la cerveza de Java, el refresco favorito de todo sultán que se precie; y Julius ha aprendido a cocinar el gudeg, el plato más conocido de Yogyakarta, difícil de encontrar en otras zonas del país.

En la plaza de Kraton al caer la noche, es muy típico que la gente se pasee en unos carritos iluminados que van a pedales. A nosotros, en vez de pasear nos ha dado por hacer una carrera. Empezamos de broma pero nos hemos acabado picando y compitiendo a toda velocidad…sin comentarios!

Ver fotogalería

Julius, se está llenando de inspiración a base de integrarse en la cultura gastronómica del país y hemos podido grabarle vendiendo nasi goreng desde un puesto callejero, bebiendo un brebaje de licor elaborado por una anciana a partir de plantas medicinales; o comiendo tempeh, otro plato típico hecho a base de soja que primero se sazona y luego se fríe.

Ver fotogalería

Y como no se trata sólo de mirar por el estómago, sino también de cultivar el bienestar físico y mental, no podíamos dejar de practicar Yoga, y nuestros elásticos Diego y Gonzalo nos han dejado con la boca abierta con estas posturas…Una foto que no tiene precio!

Ver fotogalería

Pero la aventura en mayúsculas estaba por llegar. En nuestro tercer día en Yogyakarta hemos puesto rumbo a Pantai Timang, un recóndito lugar en la cosa sur donde se pescan las mejores langostas de la zona. Nuestro reto: conseguir grabar a Julius pescando langostas desde un pequeño islote al que se llega tras un peligroso trayecto en tirolina…. Gracias a que la climatología nos ha respetado, a la ayuda de los pescadores locales y a la valentía de nuestro chef, nos hemos hecho con varios ejemplares de los que hemos dado cuenta en una cala cercana. Sobre la arena, Julius ha cocinado las langostas con una salsa riquísima, tan delicioso estaba todo que el cuerpo no invitaba al movimiento y hemos decidido sobre la marcha quedarnos a dormir en la playa… no es que nos arrepintamos, pero aún nos pita el sonido de los grillos durante toda la noche… cri cri cri…

Al amanecer y tras recoger el improvisado campamento, hemos tomado carretera de vuelta a Yogyakarta. En el camino hemos parado en Wonosari una zona muy humilde con un interesante mercado donde hemos hecho un aperitivo compuesto por unos sabrosísimos y crujientes saltamontes…mmm!

La crónica de hoy termina con la visita que acabamos de realizar a una fábrica tradicional de noodles en la que un gran buey giraba alrededor de una gran piedra para moler la harina y los demás condimentos. Julius ha estado ayudando a los trabajadores y ahora nos vamos corriendo a realizar un ritual religioso que os contaremos en nuestra próxima entrada…. Seguimos ‘Recording the World’!

Ver fotogalería

 

MÁS NOTICIAS

Vive con nosotros esta aventura

Desde el 28 de abril y hasta el 14 de junio estaremos rodando nuevo docu-reality de viajes y gastronomía: ‘Recording the World. Cocinando con Julius’.  En esta ocasión nos vamos a Asia con el cocinero Julius Bienert,  en busca de sabores nuevos, platos únicos,  y desconocidos para paladares occidentales. El resultado de esta experiencia serán cinco […]

El gran día: hoy empieza nuestro viaje

14,20h  en la T4 del Aeropuerto de Madrid y a punto de embarcar. Mucha morriña por la separación de la family, mucha maleta para meter todo el equipo, y toneladas de ilusión por las ganas de descubrir. Nuestro primer destino: Colombo,  Sri Lanka, con escala en Dubai. Nos esperan 12 horitas de avión que, quizá […]

Top